Humanos venerando a humanos: ¿Qué tan relevante es la canonización de Juan Pablo II?

papa

Como todo en este mundo, depende del cristal con el que se mire. El tema ha levantado opiniones en todos los círculos, entre los católicos, ateos, agnósticos, dentro de los mismos católicos están las opiniones de los legionarios, los jesuitas, los diocesanos, etc. Pienso que es casi imposible encontrar una opinión completamente imparcial, porque es un tema que involucra extremos, los fervientes católicos que lo defienden ante todo por un lado, y los resentidos por los daños que ha hecho la Iglesia y sobre todo lo que sucedió durante el papado de Juan Pablo II. Básicamente esa es la gente que se toma el tiempo de redactar una opinión e incluso de tenerla porque en medio creo que se encuentra una masa de personas que les importa un queso si canonizan o no a Juan Pablo II, no es relevante en su vida.

Yo soy de esas hijas del Padre Maciel, fui a escuela legionaria 12 años de mi vida y unos 4 estuve involucrada profundamente en el movimiento. Por azahares del destino un bello verano del año 2006 fui a estudiar francés a Canadá y diría yo que fue ahí mi despertar mental. Después entré a la prepa y tuve maestros no católicos y de pensamientos diferentes a los que había tenido toda mi vida y pude analizar las cosas cada vez con más claridad. Para el año en que el escándalo del Padre Maciel salió a la luz yo ya estaba completamente en otra dirección de mi vida, sin embargo seguía en contacto con personas que resultaron muy afectadas. Fue una tragedia, las familias se juntaban a cenar e invitaban a los sacerdotes de su preferencia para mostrar apoyo, había llantos, largas pláticas, consejos, tomas de decisiones, mucha incertidumbre.

De Marcial Maciel sé muchas cosas, incluso mi generación hizo un viaje a Cotija de la Paz Michoacán, ciudad que vio nacer a “Nuestro Padre” (por si acaso ¿no?). Recorrimos los lugares a donde él se supone que iba, incluso fuimos a su casa y, como parte de la atracción, te muestran la cama en donde Mamá Maurita parió al hombre que fundó la multimillonaria legión. Y aquí estamos viendo algo bien importante, un esfuerzo impresionante, y que quede claro que no estamos hablando de acciones mal intencionadas, por idolatrar a un ser humano. ¿Por qué buscamos enaltecer a las personas de esa manera? Se sabe que el ser humano siente la necesidad de tener algo superior a qué aferrarse, algo todo poderoso, fuera de nuestro entendimiento que nos hace sentir que la vida tiene sentido o al menos nos da la tranquilidad de que no estamos solos en este mundo terrenal. El problema, creo yo, es cuando esto se traspasa a personas, a seres humanos como nosotros pero que ciertas características o situación en particular lo hicieron ver superior al resto y tanto esa persona, como el resto de la gente, se la cree. Y esto se presta mucho en la religión católica. Pasó con el Padre Maciel y está pasando y pasará con los papas.

Creo que para poder analizar la situación lo más imparcial posible, se tiene que ver a la Iglesia como una Institución más de la arena internacional. Porque así es, otra cosa es que a veces, cuando le conviene, decida navegar con su bandera de santidad y no acatar las reglas del juego como debería, pero de que está dentro del juego está. ¿Qué no se sientan los papas con lospresidentes cuando visitan sus países? Evidentemente hay interés tanto por parte de la Iglesia como del resto de las naciones en entablar buenas relaciones y ambos beneficiarse depende las necesidades de cada quien. Simplemente si nos vamos al nacimiento del Vaticano como sede de la religión católica en el mundo, vemos que ese pedazo de tierra se lo dieron a Pío XI a cambio de que apoyaran al fascismo de Benito Mussolini. Los términos y condiciones los pueden encontrar en los Pactos de Letrán, documento que firmaron el cardenal Pietro Gasparri, secretario de la Santa Sede en ese entonces y el primer ministro de Italia Benito Mussolini. Y estos son hechos, no son textos apócrifos ni una noticia amarilla que sacó algún periódico, es parte de la historia de la Iglesia mientras buscaba consolidarse en el mundo y ser reconocida legítimamente.

Teniendo esto en mente es más fácil entender las maneras en las que actúa la Iglesia. Las acciones del Vaticano tienen consecuencias políticas. Los costos son económicos, sociales, mediáticos, entre muchos otros. Igual que un gobierno, una Institución o una empresa.

¿Qué pasa con el tema de la pederastia?

changos

Aquí estamos hablando de un tema legal, de una acción considerada crimen a nivel internacional y de involucrar a múltiples actores. El gobierno del país donde el sacerdote es acusado, la ley de ese país e incluso la ley de la ciudad en donde se le acuse del crimen, el derecho eclesiástico y el derecho internacional. Además, el hecho de meter a la cárcel a un sacerdote es demasiado escandaloso, bajas de alumnado en las escuelas (jugosas colegiaturas) no solo de la ciudad donde se acusó al sacerdote si no a nivel mundial, pérdida de confianza en la Institución, darle la razón a las miles de víctimas que por años fueron ignoradas o sobornadas al querer hacer una denuncia. Las actores son miles, y por lo mismo se presta a que la Iglesia pueda “jugar con las reglas” e irle sacando la vuelta a las consecuencias. Es sabido que mueven a los sacerdotes acusados de una diócesis a otra para cambiar de jurisdicción legal y evitarse el proceso penal.

De una cosa hay que estar claros, la Iglesia tiene la capacidad para intervenir en los casos de pederastia, pero ha decidido no hacerlo. El proceso sería “congelar” los deberes ministeriales del sacerdote acusado mientras se hace la investigación, y en caso de que resultara culpable se expulsa al sacerdote de la orden y se le asigna la pena que debe cumplir. ¿Por qué no se ha hecho? Es muy sencillo, no conviene. Ni Juan Pablo II ni Benedicto XVI y al parecer ni Francisco encontraron la manera de enfrentar el problema. ¿O será que no le pidieron a dios la suficiente iluminación? Una de las características que tienen los papas es que son infalibles. Esto significa que no se equivocan. ¿Cómo una persona puede andar por la vida con tal atribución? ¿De qué tipo de persona sale esa idea? Imagínense, “vamos a crear un líder que represente a la Iglesia en todo el mundo, este líder tiene que tener ciertas características, ponle ahí que es una persona que no se equivoca, que tiene una relación tan chida con dios que todas sus acciones son infalibles, no hay manera de que haga algo mal.” Y volvemos a lo mismo, la idolatría. Depositar mis fuerzas, mis pensamientos y mis acciones en la existencia de otro ser humano.

Que Juan Pablo II encubrió los casos de pederastia, que era muy amigo de Marcial Maciel, que gastaba millones en lujos y viajes, que llevó siempre mensajes de paz a los países en conflicto, que no tuvo facultades para resolver el problema del todo. En este mundo injusto no existen personas completamente buenas ni completamente malas, todos tenemos una parte de bondad y una parte de maldad. Todos. El problema es querer creer que hay personas íntegramente buenas, infalibles, iluminadas y que por lo tanto, deben ser tratadas diferente. Y si a esto le agregamos el factor “dios”, el hecho de que tengan una “relación más directa” con él lo estamos convirtiendo casi en una deidad y esto lleva algunos a pensar que esa persona no debe regirse bajo las mismas leyes que los demás.

Que quieren canonizar a Juan Pablo II. Estoy segura que todos los otros hombres y mujeres a los que la Iglesia ha hecho santos tienen una linda cola que les pisen. Ni modo, así nos hizo diosito, no somos perfectos. Que es una mentada de madre para las víctimas, sí es. Pero, ¿Qué no le dieron el Premio Nobel de la Paz a Obama? ¿Alguien se preguntó qué dijeron las personas en Afganistán?

Las víctimas de la pederastia por parte de la Iglesia van a tener que seguir luchando contra una poderosa institución, así como las madres de los desaparecidos luchan contra el gobierno o los trabajadores locales en el caribe luchan contra las empresas transnacionales. Yo no estoy tan segura de que un papa vaya a ser el que logre resolver el problema. La Iglesia, como cualquier organización, tiene una jerarquía bien estructurada, a lo mejor saldrá un sacerdote activista por ahí que le empiece a mover a los casos y empecemos a ver algún cambio. Algún sacerdote que cargue con menos costo político que el papa.

morado

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s